Social Media Filosofía de vida o

Social Media Filosofía de vida o…

El mundo es complejo, tanto que todo se basa en un grupo de probabilidades a la hora de desarrollar cualquier actividad, tanto lúdica como profesional. En eso el marketing tiene mucho que decir, se centran las acciones en la evolución de los resultados. Consideraremos que el marketing en general y el Social Media en particular son unos grandes vehículos para entender lo complejo del mundo y tomar las decisiones adecuadas.

Podríamos hacer mil analogías, pero la que nos gusta recordar es algo que pasa a menudo, si no a diario, en cualquier casa.

Después de la cena, nos acomodamos en nuestro rinconcito de sofá y vamos a ver esa película que llevan anunciando todo el día (o semana)… Sí esa que hemos visto docenas de veces y que nos apetece repetir sin miedo a spoilers y gozando cada una de las escenas.

Justo en ese momento en el que ya tienes tu copa preparada, salen los créditos de inicio…

Justo ahora aparece ese inconformista de la familia y exige (más que solicitar) ver otro programa, concurso, serie o reality… Se apodera del mando a distancia y te cambia el canal por las bravas. ¿Cómo vas a gestionar la situación?

Pues pienso que puedes hacer una de dos:

  1. Tomas el cetro de mando y por el poder de greiscol te haces con el control del «control»
  2. Estableces una negociación basada en el conocimiento social y aplicas las técnicas de marketing adecuadas.

Por lógica (no nos conocemos personalmente) empezará un tira y afloja con la negociación… En realidad tendrás que buscar el equilibrio entre el poder que te otorga el rango que ostentas (como seas el pequeño de la familia lo tienes fatal) y la habilidad para convencer de que lo que tú quieres es lo mejor para el conjunto de la micro sociedad.

Básicamente de eso se trata el Social Media y el marketing… Abrazar el conjunto de la sociedad, dividirlo en pequeños grupos de interés y ofrecerles lo mejor de tu producto o servicio.

Todo empieza con un estudio de mercado en el que poder segmentar por interés, ya no se trata de la publicidad del siglo pasado en el que se colocaba un anuncio en una valla y esperábamos que lo viera el máximo de gente posible.

Muchas veces la segmentación puede llegar a ser para un grupo social realmente pequeño, pero de gran valor comercial. Personas que realmente aprecien el producto o servicio y que genere una conversión mucho más fiable que el cartel. Éste (el cartel o banner) nunca ha mejorado una conversión de 1:10.000 mientras que con una segmentación adecuada podríamos llegar a 1:10 por lo que el coste de conversión bajará enormemente.

Debemos tener en cuenta que el mercado está re-sabido, conoce las opciones o las buscará si consigues impactar. Nunca se conformará con una sola opción. Aunque sea un producto de primera necesidad y sea el cliente perfecto para nuestro producto valorará otras variaciones, servicio, entrega e incluso la calidad de la web para saber si realmente el productor valora lo suficiente su marca como para mantener un site de calidad para informar a sus clientes.

 

Miguel Pujante Marco
Escrito por: Miguel Pujante Marco

Sherpa, instigador y agitador en social media; desarrollo web sobre WordPress y posicionamiento orgánico. CEO #desmarcateya, SysOp en RRSS. Sordo de un pie. Si quieres saber de mi solo tienes que llamarme.