LOS JEFES DE NUESTRA VIDA

MONCHO

En que momento trascurre la vida, no lo sé, parece que se escurre impredecible entre nuestras manos. Cuando jóvenes, se nos hace que habrá un largo camino, y de cierta forma así es, … pero cuando menos sentimos, mucho de él lo hemos recorrido. Hemos levando los pies de una forma continua, dando esos pasos, por la vida. Llevando nuestras cargas, algunas veces con la mejor de las actitudes, y otras tantas con falta de motivación… olvidamos quizás que a la larga somos “los jefes de nuestra vida”, no de las circunstancias, pero sí de cómo las asumimos, … de pronto pienso en Moncho, esta persona que nos acompaña, es una persona sencilla, no por ello menos esforzada, con apenas curso el segundo grado, lo que permitió en su tiempo el aprender a escribir a leer, empezó chapeando terrenos, a los 9 años, luego se hizo de una bicicleta con la también repartía pan, a lo que después sumo ser ayudante de tractorista… si adivinaste! Fue tractorista! Años de esfuerzo, integro, respetuoso y honrado.. lo llevaron con el tiempo a ser el brazo derecho de un taller de mecánica, y muchos años después, monto el suyo, todo un camino, que ha recorrido en su vida, perseverando, con muchos tropiezos, pero con la mejor de las actitudes, empezando desde abajo, … hoy sigue, no se detiene! Ha administrado sus recursos, (que no eran muchos), avanzado por el camino de la vida, y con esfuerzo, cumpliendo sus anhelos.

Autor: María Asturias

Fotografía: María Asturias

Regina Castejón
Escrito por: Regina Castejón